9 ago. 2013

Vamos a organizarnos!!!!

Queridos amigos y amigas,

Después de la cagada con los calabacines y los potimarrón que os contaba en mi anterior entrada, para la próxima temporada he decidido tomarme las cosas un poco más en serio y por eso he empezado a planificar ya el huerto con todo el rigor del que soy capaz (que no es mucho, la verdad). Basándome en el principio de la rotación de cultivos, estoy planeando qué voy a plantar en cada una de las parcelas en las que tengo dividido el huerto.

La rotación de cultivos es una técnica muy conocida (que normalmente no se emplea en la agricultura industrial) pero que para los huertos pequeños es completamente recomendable por las muchas ventajas que supone. Buscando en internet encontraréis un montón de propuestas diferentes para organizar esta rotación, en función de los diferentes tipos o categorías de plantas existentes. En este sitio web encontraréis buena información sobre las ventajas de la rotación de cultivos, los diferentes tipos de plantas y las características de cada uno de ellos, la organización de la rotación, etc. De forma resumida, las ventajas que se señalan en el artículo al que os remite el enlace son las siguientes: 

Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo.
-           Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica. Tanto en lo que se refiere a un enriquecimiento real de algunos elementos (como por ejemplo la fijación del Nitrógeno atmosférico en las leguminosas o el aporte de sales minerales en la descomposición de otras). La rotación permite un aprovechamiento racional de los recursos de un suelo y su reposición gradual, que si se acompaña de una aportación de abonado permite que ese suelo no pierda su fertilidad.
-          Acción biológica favorable que se observa en la variación de las microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
-          Reducción de daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior. En este sentido las plagas no se perpetúan porque hacemos con la rotación que las plantas huésped cada rotación vayan cambiando lo que permite la extinción de la plaga concreta. No obstante el control entre eras debe ser estricto porque las plagas pueden desplazarse.
- See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpuf
Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo - See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpu
- Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz  y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo. 
-Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica.
- Acción biológica favorable que se observa en la variación de la microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
- Reducción de los daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior.
  
Como os decía más arriba, las propuestas para la organización de las rotaciones son múltiples y variadas, aunque muchas de ellas presentan características muy similares. Algunas os proponen periodos de rotación de dos años, otras de tres, otras de cuatro; los grupos de plantas varían ligeramente de unos a otros, aunque son diferencias de matiz más que de fondo.Yo he elegido un sistema basado en un ciclo de cuatro años del que hablaron en una de las charlas sobre agricultura biológica a las que he asistido este año y que imagino que no es ni mejor ni peor que otras que podáis encontrar en libros o sitios web.

La rotación se basa en cuatro tipos de cultivos: las patatas (que mejoran la estructura del suelo y limita el crecimiento de malas hierbas), las leguminosas (judías, guisantes y habas, que fijan el nitrógeno en el suelo), las verduras "frutos" (tomates, pimientos calabacines, etc) y "hojas" (lechuga, espinaca, acelga, etc.) y las raíces o bulbos (zanahorias, ajos, nabos, cebollas, etc). En la parcela donde se siembran las patatas, al año siguiente se siembran leguminosas, al siguiente frutos y hojas, al siguiente raíces y bulbos y el quinto de nuevo patatas. En la parcela donde un año se han sembrado las leguminosas, al año siguiente se siembra hojas y frutos (que demandan nitrógeno para su crecimiento, al siguiente raíces y bulbos, al siguiente patatas y el quinto de nuevo leguminosas. En la parcela donde un año se han sembrado raíces y bulbos, al siguiente se plantan patatas, el tercero leguminosas, el cuarto hojas y frutos y el quinto de nuevo raíces y bulbos. Por último, en la cuarta parcela, el primer año se siembran hojas y frutos, el segundo raíces y bulbos, el tercero patatas, el cuarto leguminosas y el quinto vuelta a empezar con las hojas y frutos. 

Supongo que este sistema no es mejor ni peor que otros. Lo que me está costando más trabajo a la hora de planificar el huerto es encontrar, en cada caso, la planta que se adapta a cada parcela en función de la luz, el calor y la humedad de cada una de ellas. Quiero decir que, por ejemplo, en la parcela donde he sembrado las patatas este año no da mucho sol directo, así que para el año que viene tendré que encontrar las plantas (o las variedades) dentro de las leguminosas que mejor se adapten a las características de la parcela. Por eso he querido empezar a planificar con tiempo, para no acabar plantando cualquier cosa y que luego sea un fracaso. Ya os contaré qué he decidido sembrar para el año que viene cuando tenga un poco más estudiada la cuestión.

Antes de terminar os quería dejar una receta de una ensalada de patata que hice el otro día y que, aunque está mal que yo lo diga, me salió buenísima. Es muy fácil de hacer y según me dijo Marcela, que vivió unos años allí, en Alemania se hace mucho, con ligeras variaciones en la receta. Las cantidades son las siguientes (para seis personas):

- 1 kg de patatas
- Seis huevos
- una cebolla
 Para hacer la salsa, los ingredientes son los siguientes:
- 1 cucharada de café bien colmada de mayonesa
- 1 cucharada de café bien colmada de mostaza
- sal
- 5 cucharadas soperas de vinagre (si puede ser de vino blanco, pero si no, el normal sirve igual)
- 10 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 1 manojo de "ciboulette" 
- 1 pastilla de avecrem de pollo diluida en 100 mililitros de agua caliente

La cosa no tiene mucha historia: hervís las patatas, las dejáis enfriar, las peláis y las partís como os guste más (en cuadraditos o en rodajas no muy gordas) y las ponéis en una bandeja. Hervís también los huevos y los echáis encima de las patatas, al igual que la cebolla (cruda y partida en rodajas muy finitas) Con los ingredientes que os indicaba más arriba hacéis una salsa y se la echáis a la ensalada. Lo metéis en la nevera por lo menos una hora para que se enfríe todo. Sólo una cosa respecto a la salsa. Como veis, he puesto "ciboulette" porque no sé como se conoce en español a esta planta aromática; en el diccionario ponen cebolletas, pero como podéis ver en estas fotos, la ciboulette no tiene nada que ver con lo que en España llamamos cebolleta. A ver si viendo la foto alguno sabéis decirme como se le llama a esta planta en España.
                                                                        Ciboulette
                                                     Cebolleta
Así me quedó a mi la que hice el otro día




Abrazotes                                                                
Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo.
-           Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica. Tanto en lo que se refiere a un enriquecimiento real de algunos elementos (como por ejemplo la fijación del Nitrógeno atmosférico en las leguminosas o el aporte de sales minerales en la descomposición de otras). La rotación permite un aprovechamiento racional de los recursos de un suelo y su reposición gradual, que si se acompaña de una aportación de abonado permite que ese suelo no pierda su fertilidad.
-          Acción biológica favorable que se observa en la variación de las microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
-          Reducción de daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior. En este sentido las plagas no se perpetúan porque hacemos con la rotación que las plantas huésped cada rotación vayan cambiando lo que permite la extinción de la plaga concreta. No obstante el control entre eras debe ser estricto porque las plagas pueden desplazarse.
- See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpuf
Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo.
-           Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica. Tanto en lo que se refiere a un enriquecimiento real de algunos elementos (como por ejemplo la fijación del Nitrógeno atmosférico en las leguminosas o el aporte de sales minerales en la descomposición de otras). La rotación permite un aprovechamiento racional de los recursos de un suelo y su reposición gradual, que si se acompaña de una aportación de abonado permite que ese suelo no pierda su fertilidad.
-          Acción biológica favorable que se observa en la variación de las microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
-          Reducción de daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior. En este sentido las plagas no se perpetúan porque hacemos con la rotación que las plantas huésped cada rotación vayan cambiando lo que permite la extinción de la plaga concreta. No obstante el control entre eras debe ser estricto porque las plagas pueden desplazarse.
- See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpuf