29 abr. 2013

Por fin!!!!!!

Queridos amigos y amigas,

Por fin parece que va llegando el buen tiempo a Bruselas, y como no podía aguantar más, ayer me decidí a hacer las primeras plantaciones del año.  No sé si me habré precipitado un poco, porque todavía puede haber riesgo de heladas, sobre todo con este tiempo tan loco que estamos teniendo este año, pero estaba deseando "meterle mano" al huerto y no veía el momento de empezars. 

He plantado patatas y tomates. Las patatas son de una variedad que se llama "raja". Por lo que he visto en internet, es una patata holandesa "creada" recientemente (en 1994), cuya planta tiene bastantes hojas, que resiste al mildiu relativamente bien y que es buena para hacer patatas fritas. He elegido esta variedad porque es la que últimamente comemos en casa y nos gusta bastante (y porque es la más barata de la tienda, para que nos vamos a engañar). Además, como es de origen holandés, he pensado que debe estar adaptada al clima de Bruselas.

Por ahora he plantado sólo dos líneas con tres patatas cada una. En algún sitio leí que antes de plantar las patatas era necesario que el suelo estuviera relativamente caliente, y como por aquí hace todavía bastante"biruji", no quería arriesgarme a plantarlas todas y que luego no me saliera ninguna. Así que antes de plantar el resto esperaré una semana o dos.

En el primer surco planté las patatas un poco más profundas, a unos 15cm, mientras que en el segundo las planté un poco más cerca de la superficie, a unos 10 centímetros. En este segundo surco eché un puñado de ortigas en la tierra, ya que en el blog "El huerto del Lopez (que os recomiendo a todos) leí que era bueno. Ahí tenéis unas fotos


Se me olvidaba deciros que antes de plantar las patatas le eché a la tierra un poco de mantillo que compré en el vivero para aligerar y nutrir un poco la tierra.

A la tierra de los tomates también le eché un poco de mantillo antes de instalar los tutores que me servirán para luego atar las tomateras cuando crezcan. Como ya os dije en otra entrada, la economía familiar está un poco "achuchá", así que he utilizado palos que tenía en casa (de haber podado los árboles) para hacer los tutores. Han quedado "cutrones" pero espero que al menos aguanten el peso de los tomates.



He plantado una plantita de cada una de las variedades que tenía en casa: los "príncipe de Lieja" (que es una variedad belga), los "ciruela negra" y unos cherry. A este último le he puesto una botella de plástico de agua para protegerlo un poco del frío y de las babosas y a los otros dos, como por la noche sigue haciendo fresquete, los cubro con una bolsa de basura amarilla (que es la que en Bruselas se utiliza para el papel). No sé si servirá de mucho pero al menos esta primera noche han sobrevivido. Ahí tenéis una foto de la planta de "ciruela negra" y otra de las dos plantitas cubiertas con las bolsas de basura.



Y esto es más o menos todo lo que tenía que contaros. Ya estoy organizando la siembra en los cuadrados y en cuanto tenga un poquito de tiempo me pongo manos a la obra. Pero como esto de los cuadrados es más delicado (que si rotación de cultivos, que si plantas que se pueden, o no, plantar al lado de otras, etc.), quiero tener un rato para estudiar un poco la cuestión para no "cagarla".

Abrazotes

19 abr. 2013

Casi a punto

Queridos amigos y amigas,

Parece que el interminable otoño-invierno belga de este año ya está decidido a marcharse y pronto podré empezar a plantar el huerto. Por ahora me limito a preparar y enriquecer un poco la tierra y a dividir la pequeña parcela que he logrado despejar en el jardín. 

El experimento del que os hablé en la última entrada fue un fracaso absoluto. Las plantitas que dejé cubiertas con un frasco de vidrio las dos semanas que estuve de vacaciones no crecieron nada y cuando volví estaban casi muertas y sin posibilidad de recuperación. Imagino que fue la falta de oxígeno y que el "truco" para que el experimento salga bien es cubrir las plantitas por la noche, cuando hace frio, y dejarlas al aire durante el día. Por suerte, al final conseguí que un amigo viniese a ocuparse de las gatitas durante mi ausencia y él se encargó de regarme las macetas que dejé dentro, que sí han crecido muy bien. Hay tenéis una foto de como están hoy.





Como veis, tienen una pinta estupenda, aunque voy a esperar unos días antes de pasarlas al huerto porque todavía anuncian riesgo de heladas nocturnas en Bruselas (que manda narices!!!) y no quiero arriesgarme a que se me hielen.

Como os decía, he construido ya algunos de los cuadrados con los que quiero experimentar lo del "huerto en bancales" (me dijo mi compi Jean Michel que así se dice en español). Como la economía familiar está un poco "achuchá", he decidido hacerlos con materiales que ya tuviera en casa y por ahora he utilizado leña que tenia amontonada en el jardín. Aunque el resultado no es "brillante", yo creo que cuando estén las plantas instaladas todo quedará un poco más bonito. Ahí os pongo un par de fotos de como está en estos momentos.



De todas formas, creo que voy a hacer menos cuadrados de lo que en un principio había planeado porque el terreno que he podido preparar para el huerto es más pequeño y más irregular de lo que pensaba y en esas condiciones es más difícil hacer una división adecuada del terreno. En la próxima entrada os pondré unas fotos de las tres (o cuatro, ya veremos) "parcelas" que he preparado para plantar. El problema del jardín es que hay césped por todas partes, también bastante malas hierbas y un montón de raíces de los árboles y arbustos, con lo cual es muy difícil preparar el terreno adecuadamente. En las dos parcelitas que veis arriba, por ejemplo, hay un montón de raíces de los arbustos que hay al lado, con lo cual es imposible plantar plantas como zanahorias o patatas. Voy a aprovechar para plantar otras verduras con menos raíces como espinacas o lechugas (eso de que tienen menos raíces no es nada científico, es lo que me dice el sentido común, pero vete tu a saber).

Otra cosa que quería contaros es que ayer fui a buscar tres sacos de estiércol de caballo a una granja que hay cerquita de casa. El reparto lo organizaba una asociación que se llama "Cheval et fôret" ("Caballo y bosque") que se dedica a promocionar los caballos de tiro de raza belga, conocidos también como Brabant o Brabante (eso lo acabo de mirar) por ser originarios de la región del Brabante belga. Según el sitio web "solocaballos", el Brabant es el tractor viviente más potente del mundo. Muchos de ellos pesan más de una tonelada y su alzada y fuerza ha sido apreciada por los granjeros desde hace siglos.

Es muy puro ya que los belgas han tratado de evitar el cruce con otras razas. Extraordinariamente potente, de temperamento tranquilo y siempre muestra buena actitud hacia el trabajo. Se ha utilizado para labrar, arrastrar troncos, recoger la cosecha y demás trabajos agrícolas. Las características más distintivas son su corpulencia y el grosor de su cuello. También tiene pecho ancho, extremidades cortas, el cuerpo compacto y la grupa redondeada. Sirven para el trabajo hasta los 20 años.

  Ahí tenéis un par de fotos de este hermoso caballo.




Pero a lo que iba: que la asociación organizó un reparto gratuito de estiércol y ahí que me fui yo a buscarlo. La chica que me lo dio me dijo que tenía ya nueve meses y que después de incorporarlo a la tierra debía dejar un par de semanas antes de empezar a plantar. De hecho, el estiércol casi ni tenía olor y por eso ayer mismo lo incorporé a la tierra. Miré bastante en internet como había que hacerlo, en que cantidad, etc. pero al final me pasó lo de siempre, que ante la avalancha de información que encuentra uno en internet (a veces contradictoria) decidí hacerlo como a mi me parecía más razonable. Así que extendí un poco de estiércol encima de la tierra (no sabría deciros que cantidad por metro cuadrado) y con la pala lo revolví un poco con la tierra, aunque sin profundizar demasiado. Espero no haberla cagado. Ahí tenéis unas fotos del estiércol sobre la tierra. Las manchitas amarillas que veis son las semillas del árbol del que os hablaba en un post anterior que son un verdadero coñazo, Caen un montón y te dejan el huerto hecho un asco. Pero mi vecino me ha prestado una sierra eléctrica y le voy a pegar una poda que se va a quedar listo.


Y poco más tengo que contaros. Aquí abajo os dejo un par de fotos de las lombrices que normalmente me encuentro cuando remuevo la tierra del jardín y que me hacen pensar que la tierra no debe ser demasiado mala.


Para terminar, unas fotos de un arbusto que tenemos en el jardín y que en Bruselas se da muchísimo. Creo que es una mimosa de París (u otro tipo de Forsitia), aunque no estoy seguro. A lo mejor alguno de vosotros me lo puede decir. En todo caso, es una planta a la que le tengo mucho cariño porque es de las primeras en florecer aquí en Bruselas y para mi es el anuncio del final del invierno y del comienzo de la primavera.







Abrazotes