22 nov. 2013

Tajin de boniato y calabacín

Queridos amigos y amigas,

Antesdeayer por la noche tuvimos la primera nevada de la temporada en Bruselas. A eso de las diez y media empezó a caer un aguanieve que aunque no duró mucho rato si lo suficiente para cubrir los coches y un poco los árboles. Parece que el frío ha llegado de pronto, de un día para otro, aunque por lo que parece en España también os estáis "cagando de frío" (que dicen los argentinos). Como os podéis imaginar, con estas temperaturas poco tengo que contaros del huerto, aparte de que está que da pena verlo con todos los árboles pelados y el suelo lleno de hojas caídas. Los ajos y los ruibarbos que planté siguen creciendo bien, aunque las babosas se han comido un par de hojas de los ruibarbos. Por suerte, como esta planta va echando las hojas por el centro, mientras no se coman esas no hay problema.

En fin, que como del huerto no tengo nada que contaros pero no quiero dejar pasar demasiado tiempo sin escribir en el blog, hoy voy a compartir con vosotros "en directo" una receta que estoy preparando en este mismo momento. Es un tajin de boniatos y calabacín cuya receta he encontrado "en er Youtube" (el vídeo está en francés, pero aunque no lo entendáis, al menos os podéis hacer una ideilla del tamaño de los trozos del boniato, de la cantidad de agua, etc.). 

Yo, antes de conocer a Marcela, no era muy aficionado a los boniatos, pero a ella le gustan mucho y "me ha metido en el vicio". En Argentina le llaman camote y en francés "patate douce". Según he leído en este sitio web, el boniato contiene 70% de agua, además de pocas calorías y muchos hidratos de carbono. Además , según este sitio:
El Boniato contiene:

  • Vitaminas: A ,C en menor cantidad B1, B2, B6.
  • Minerales: Potasio, Fósforo, Sodio, Calcio, Hierro.
  • Otros: Beta-carotenos (anti-oxidantes), Acido ascórbico, A. nicotínico, Caroteno, Tianina, prótidos, Riboflavina, Glúcidos.

Beneficios y propiedades del boniato / batata: Recomendado para:

  • Anticancerígeno.
  • Asma.
  • Problemas digestivos.
  • Durante el embarazo: ayuda a la buena formación feto.
  • Insuficiencia renal.
  • Sistema inmunológico: formación anticuerpos, producción de glóbulos rojos y blancos.
  • Visión, cabello, uñas, piel, mucosas, huesos, dientes.
  • Bajada de defensas.
  • Problemas cardiovasculares y degenerativos.
  • Transito intestinal.
  • Crecimiento de los niños.
  • Mamás en la lactancia.
La receta es bastante fácil. Estos son los ingredientes para dos personas (atracón) o tres (plato normal):
 - 600 gramos de boniatos (tres medianitos)
- 1 calabacín mediano-grande (unos 400 gramos)
- 1 cebolla grande o dos medianas
- Dos ajos
- Un puñadito de pasas
- Cilantro fresco
- Sal
- Especias para tajin o couscous (es lo mismo)
- Colorante o curcuma
- Un poquito de guindilla troceada muy chiquita (o le ponéis dos o tres y luego las sacáis antes de comer el tajin)
- Medio vaso de agua
- Un puñadito de pistachos troceados

La preparación es muy fácil: partís la cebolla en rodajas no demasiado finas y la ponéis cinco minutitos a que "sude" en la cacerola; a continuación añadís el boniato partido en cuadraditos, el calabacín partido en "medias" rodajitas no muy finas (como en la foto),


el ajo, la sal, las especias para tajín, el colorante, la guindilla muy picadita, el puñadito de pasas y medio vaso de agua.Tapáis la cacerola y dejáis cocer durante 20 o 25 minutos a fuego medio-bajo. Justamente la gracia del plato es que se cueza despacito en el jugo que vayan soltando los boniatos y el calabacín, por eso no hay que echarle mucha agua. Cuando esté listo, le añadís unas hojitas de cilantro troceadas no muy chiquito y los pedacitos de pistacho. Según el cocinero del video de donde he sacado la receta, el acompañamiento ideal para este plato es un poco de sémola, o bulgur, o quinoa, aunque yo me lo voy a preparar con un platazo de arroz basmati, del que soy fanático (del arroz en general y del basmati en particular). En casa este es el que comemos siempre.


Et voilá tout!! No sé si en España (o donde leáis este post) encontraréis fácilmente las especias para tajin o couscous. Si no es el caso, no sé con qué podríais sustituirlo, porque es una cosa que aquí venden ya preparada y la verdad es que no sé ni con qué está hecho.

Ahí tenéis un par de fotos del plato ya listo


Os dejo que voy a comer!!!!
Abrazotes 
Pd: Está mal que yo lo diga, pero me ha salido buenísimo!!! Os lo recomiendo
 

11 nov. 2013

Llegó el otoño

Queridos amigos y amigas,

Definitivamente, el otoño ha llegado a Bruselas. Ya pasaron los últimos días de "buen tiempo" para dejar paso al frío, a la lluvia y al viento. De todas formas, este año no podemos quejarnos, ya que aunque la primavera fue un asco, el verano ha sido bastante generoso.

A pesar de lo avanzado de las fechas, todavía ando medio liado con el huerto. En estos días de atrás sembré "ajos rosas" ("ail rose" en francés, imagino que es lo mismo en español) que, en principio, estarán listos en la primavera. Hace unos diez días planté una primera tanda, y viendo que casi todos habían "agarrado" y estaban ya empezando a desarrollarse, compré otra cabeza y la planté ayer. Ahí tenéis unas fotos

El único problema con ellos es que las gatas, que son bastante estúpidas, no encuentran otro lugar mejor para cagar y mear que las parcelitas plantadas, les da igual de lo que sea, no pueden irse a otra parte del jardín, tienen que hacerlos justo donde haya algo plantado. Ya me han destrozado media parcela, aparte de dejarme un hermoso "sorongo" de recuerdo. Que ganas tengo de que se las coma un zorro!!!

Además de los ajos, el otro día por fin pude comprar un par de plantitas de ruibarbo y ayer las planté también, una a cada lado del jardín para ver donde se da mejor. Según la wikipedia, "el ruibarbo (Rheum rhabarbarum) es una planta cultivada que proviene del noreste de Europa (Ucrania). Su altura es de hasta tres metros y consta de hojas con peciolos gruesos de (normalmente) entre 2 y 5 centímetros de grosor. El color del peciolo varía entre el verde y el rojo y es la única parte comestible, ya que sus hojas son tóxicas. Su tallo subterráneo es un rizoma que le sirve para almacenar nutrientes durante el invierno. 
Contiene mucho ácido oxálico, mayormente en la hoja pero también en el peciolo, por lo que el esmalte dental es atacado al consumirlo. Por eso los dientes se notan ásperos después de su consumo, aunque después de un tiempo se normaliza. No se han señalado daños irreparables en la dentadura, pero se recomienda consumir el ruibarbo con alimentos que contengan calcio, como la leche o el yogur.El ruibarbo puede consumirse crudo, directamente o aderezándolo como ensalada y también cocido, en forma de compota, mermelada o como relleno del pastel de ruibarbo o de empanadas.
Por su alto contenido de antraquinonas sus extractos son utilizado para el tratamiento de las aftas y otras afecciones de las mucosas bucales y sus infusiones se usan como laxantes. También es utilizado en purgantes, en particular para desparasitar.La planta vive varios años y desaparece en el invierno antes de aparecer nuevamente en primavera. Su cosecha no debe pasar el principio del verano porque al crecer produce cada vez más ácido oxálico, que lo hace incomible."

Como creo que ya os comenté en otra entrada, yo el ruibarbo lo utilizo para hacer mermelada; este año hice una de ruibarbo con cassonade y salió riquísima, así que me dio curiosidad saber un poco más sobre esta planta. Y averigüé que es una planta que se siembra en otoño y que dura muchos años, no hay que ir arrancándola y resembrándola cada año. La planta es bastante grande y frondosa, como podéis comprobar en esta foto


Por ahora, las mías están así de chiquitas
 Aparte de esto, os quería comentar también que he hecho una mermelada de higos verdes que me ha salido muy rica. Cuando digo higos verdes me refiero a que no están maduros. Como este año ha hecho una primavera tan mala, a los pobres higos de la higuera no les ha dado tiempo, ni de lejos, a madurar. Y como me daba mucha pena verlos una año más pudrirse en el árbol, miré en internet si había manera de aprovecharlos y vi que existe la mermelada de higos verdes. La receta que yo seguí era muy fácil:

- 1/2 kg de higos verdes (ya pelados y sin "rabito")
- Medio litro de agua
- 400 gr de azúcar

Los higos los peláis y les hacéis una raja en forma de cruz por la parte de abajo (la más ancha). Cuando estén listos, hacéis un sirope con el agua y el azúcar. Esto es facilísimo: ponéis el agua en una cacerola, le añadís el azucar, lo removéis un par de veces y esperáis a que el azúcar se disuelva en el agua (normalmente en 6 o 7 minutos está hecho). Una vez que el sirope está listo, le añadís los higos y lo dejáis cocinarse a fuego medio, dandole unas vueltas de vez en cuando y aprovechando para ir desmenuzando los trozos de higos. yo el otro día tarde aproximadamente una hora, y le añadí un poquito más de agua en mitad de la cocción porque vi que se estaban quedando demasiado secos, pero todo depende del fuego que pongáis. La mermelada salió bastante espesa pero el sabor es exquisito, muy dulce y con un gusto a higo que es sorprendente teniendo en cuenta que los higos estaban realmente muy muy verdes. Ahí os dejó unas fotillos de los higos verdes, los mismos una vez pelados y el resultado final. Como veis, el aspecto no es muy apetecible, pero os aseguro que el sabor es exquisito.




Abrazotes




17 oct. 2013

Alimentación, aceites esenciales y demás

Queridos amigos y amigas,

Ya ha llegado definitivamente el otoño a Bruselas. Siendo un poco exagerado, os diría que se acabó el sueño, comenzó la pesadilla. Estamos teniendo unos días feos y desapacibles, con lluvia, viento, frío...Hemos vuelto a encender la calefacción y a ponernos la ropa de invierno, "et c'est parti" (que se dice en francés) para los próximos cinco o seis meses. Yo siempre empiezo esta época con mucho ánimo, diciéndome que "al mal tiempo buena cara", pero cuando llega febrero estoy ya que me subo por las paredes, y más en años como este 2013, que el mal tiempo ha durado hasta casi junio. Para los que no hayáis vivido en un país frío como Bélgica es difícil haceros una idea de lo duro que puede llegar a ser este clima. Ya no es el frío, ni la lluvia, ni el viento, el problema es la falta de luz. Nos pasamos las semanas con un cielo plomizo, con unas nubes grises que parecen tan bajas que casi se pueden tocar con la mano, y sin ver el sol ni en pintura. Y así un día, y otro, y otro...metido en casa y con un "pum para abajo" de lo peor. Este año lo afronto con más ánimo, ya que mi situación personal ha mejorado respecto al año pasado y, además, tengo mi curso de apicultura, que me tiene encantado.

En lo que se refiere al huerto, poca cosa tengo que contaros. Hace unos 10 días arranqué las matas de tomate, ya que con la lluvia estaban las pobres medio podridas. Como todavía quedaban algunos tomates verdes en ellas, busqué en internet qué podía hacer con ellos y encontré una receta que me llamó la atención: mermelada de tomates verdes y limón. Es muy fácil de hacer: un kilo de tomates verdes, dos limones bio y 1 kilo de azúcar. Se cortan los tomates y los limones en rodajitas lo más finas posibles y se va poniendo en capitas. Entre capa y capa le vais echando el azúcar y lo dejáis 24 horas en la nevera para que suelte bien el agua. Luego lo ponéis todo en una cacerola y lo dejáis haciéndose a fuego medio-alto durante aproximadamente dos horas. El gusto es diferente pero muy rico. Para la próxima vez, si acaso, le pondré un poco menos de azúcar, porque con tanto azúcar queda un sabor un pelín artificial y una textura muy compacta. He mirado en Google y he encontrado esta receta que lleva también jengibre (que yo no le puse porque a los niños no les gusta). Probadla y ya me contaréis como os va.

Aquí abajo os pongo unas fotos de los últimos tomates que recogí del huerto. Son la variedad "Triunfo de Lieja", que no es extraordinaria en cuanto al sabor pero que estoy contento de haber plantado, porque no la conocía. En general estoy satisfecho de los tomates este año, sobre todo teniendo en cuenta que me ocupo poquísimo de ellos, que no les pongo abono ni nada, que me fui tres semanas en julio y que hizo mucho calor y que este año estaban sembrados en un lugar malísimo, a la sombra de un árbol super grande (que me resisto a cortar porque me da pena). 



 Para el año que viene, sin embargo, he decidido que sólo voy a plantar variedades de tomates pequeñillos en macetas y voy a aprovechar el huerto para plantar cosas que no se crían en maceta. El otro día vi en un blog una idea que me encantó para aprovechar los palets para construir muros vegetales y quiero ponerla en práctica el año que viene con los tomates. Mirad en esta foto que bien queda

Aparte de todo esto, he sembrado unos ajos de otoño a ver que tal se dan. No hice fotos en el momento de sembrarlos y ahora está el día feísimo para salir al huerto, así que en una próxima entrada os contaré.

Y cambiando de tema completamente, os quería comentar que mi compadre Jean Michel me ha mandado un artículo, que quizás muchos de vosotros hayáis leído, sobre la importancia de la una dieta sana en la curación del cáncer. A mi me ha parecido muy interesante y estoy de acuerdo en casi todo lo que dice esta mujer. Y es que últimamente no paro de darle vueltas al asunto y cada vez estoy más convencido de la importancia que tiene una buena alimentación para nuestra calidad de vida. Hace unos meses, Marcela me comentó que había leído un artículo sobre la importancia de la dieta en la mejora de los niños con autismo. Hoy se lo he comentado y no se acuerda de donde lo leyó, así que he puesto "alimentacion autismo infantil" en Google y me han salido varios enlaces interesantes, uno de ellos este. Es curioso como dos cosas que en principio no tienen nada que ver, como la alimentación y la enfermedad mental, a poco que nos interesemos si que vemos que están relacionados. A este mismo respecto, hace unas semanas vi un documental en ARTE (que también está disponible en Youtube con subtítulos en español) sobre el ayuno como forma de terapia para tratar las enfermedades, entre ellas las mentales. Si os interesa el tema, echadle un vistazo porque está muy bien hecho y muy bien documentado. 

Pero no es sólo la alimentación. Como os comentaba en el post titulado "El final del verano llegó...", en casa estamos últimamente también muy interesados en las terapias (si se puede llamar así) con aceites esenciales. Y en esto si que nos os hablo de lo que he oido o visto sino de lo que yo mismo he experimentado. Últimamente, con el stress, me salían unos herpes gigantescos que parecía el hombre elefante. Para tratarlos me ponía la pomada tradicional (que no me acuerdo como se llama) que venden en todas las farmacias para estos casos. Sin embargo, Marcela, que tiene el mismo problema, empezó a tratárselos con aceites esenciales y le iba super bien, así que me decidía probar y el resultado ha sido fabuloso: en cuanto me aparecen los primeros síntomas me pongo un producto de la marca Pranarom Natura que se llama "Resistencia y defensas naturales", hecho a base de aceites esenciales (que no os puedo detallar porque no tengo las gafas a mano y la letra de la caja es muy pequeña) que me funciona muy bien. Y también estoy utilizando los aceites para tratarme la psoriasis. Yo tengo una mancha de psoriasis bien grandota pero por suerte en una parte del cuerpo poco visible (en la pierna) y estaba harto de ponerme cremas, pomadas y demás potingues. Así que en un libro que me inspiraba confianza vi una "receta" a base de aceites (esenciales y vegetales) para tratar la psoriasis y me decidía a iniciar un tratamiento a ver como iba la cosa. Y estoy muy contento; la psoriasis tiene mucho mejor aspecto y la piel está mucho más suave e hidratada. La receta es la que os conté en el post al que antes hacia alusión:

Mezclar: - 1 gota de aceite esencial de romero verbenona - 1 gota de aceite esencial de siempreviva amarilla - 1 gota de aceite esencial de palmarosa - 1 gota de aceite esencial de geranio rosat (o de geranio de Egipto) - 10 gotas de aceite vegetal de hipérico - 10 gotas de aceite vegetal de borraja - 10 gotas de aceite vegetal de rosa mosqueta

Os lo aplicáis sobre las partes que tengáis afectadas por la psoriasis y veréis que os dará muy buen resultado. La farmaceútica que me vendió los aceites esenciales, que sabía un montón del tema, me dijo que en la psoriasis es importante nutrir bien la piel, y que por eso lo que podía hacer también es diluir esta mezcla de aceites esenciales en crema hidratante neutra (una buena, no las del Mercadona) y aplicar todo junto sobre la piel.
 Y para terminar la entrada de hoy os propongo una receta para una crema de verduras que está riquísima.

- Un bulbo de hinojo (ahí abajo os pongo una foto)
- Tres nabos
- Tres zanahorias
- Dos cebollas 
- Un poco de nata (optativo)
-Sal y pimienta

 La cosa es facilísima: cortáis la cebolla en rodajitas finas y la ponéis a rehogar. Cuando está un poco doradita, le añadís las demás verduras también cortadas en rodajas. Lo rehogáis todo unos  10 minutos y luego le añadís medio litro de caldo de pollo (o medio litro de agua con un avecrem, que es lo que yo hago) y lo dejáis a fuego medio unos 25 o 30 minutos. Cuando veáis que la verdura está hecha, le añadís un poco de nata líquida, la sal, la pimienta y lo pasáis todo por la batidora. Dependiendo del agua que le queda a la verdura os quedará más o menos líquida. A mi me gusta tipo crema, así que si veo que tiene demasiada agua le quito una poca. Et voilá tout.



                                   Este es el bulbo de hinojo. Se come sin las ramitas verdes


                                  Estos son los nabos y la zanahoria y el hinojo cortadito en rodajas

Abrazotes

5 oct. 2013

Veranillo de San Miguel

Queridos amigos y amigas,

Que abandonado tenía el blog!!! Y no ha sido por falta de ganas, pero es que desde hace unas semanas no tengo un minuto libre. Miguel empezó el cole a principios de septiembre y, sobre todo al principio, le costó trabajo adaptarse y tuvimos que estar un poquito más pendientes de él; aparte de eso, este año me he puesto "a full" con las clases de español y entre las clases en sí y la preparación de las mismas, que me lleva muchísimo tiempo, no tengo un minuto libre.  De hecho, cuando llega la noche estoy hecho polvo y no me queda gana ni de escribir ni de "na".

Pero bueno, a lo que íbamos. A pesar de lo que os comentaba en mi última entrada, el buen tiempo ha vuelto a Bruselas. Después de una primera quincena de septiembre bastante fea, la segunda ha sido muy buena, con unos días soleados muy lindos, con esa luz tan bonita que tiene Bruselas cuando hace buen tiempo. No se si lo del veranillo de San Miguel se aplica también a Bruselas, pero supongo que si, que para eso es además el patrón de la ciudad (por lo menos la catedral está dedicada a el). Así que aunque no tenga nada que ver con el blog, ahí os dejo una foto de la catedral de Saint Michel et Gudule de Bruselas
En lo que al huerto se refiere, este buen tiempo de los últimos días le está dando un poco de vidilla. Todavía quedan algunos tomates en las matas, aunque ya las pobres están un poco "chuchurrías". Al final, los tomates "triunfo de Lieja, que yo pensaba que madurarían los primeros, han sido los que más han tardado, Son los de la foto de abajo del todo. Sin embargo, los "ciruela negra" han madurado muy escalonadamente, y llevamos disfrutando de ellos desde principios del mes de julio. El sabor de los "triunfo de Lieja no es nada del otro mundo, así que creo que el año que viene no los voy a plantar, pero los "ciruela negra" son buenísimos. Los cherry también son muy ricos, pero cunden poquísimo con esas matitas tan pequeñas. Creo que estos tampoco los plantaré el año que viene. Ahí os dejo unas fotos. Los primeros son los "ciruela negra", los segundos las plantitas de cherry, que estaban ya en las últimas y que ya he arrancado, y la tercera son los "triunfo de Lieja".


En la foto del medio, al lado del cuadradito donde están las plantas de cherry, podéis ver las plantas de zanahoria. El otro día hice la primera cosecha "grande" del verano y estoy encantado del resultado. Ahí tenéis un par de fotos de la cosecha de zanahorias amarillas de Doubs.

Como veis, algunas de ellas son bien hermosas, aunque otras son más chiquititas. Creo que he cometido un fallo de hortelano "amateur" que fue el de no hacerle un buen aclarado a las zanahorias, que no han tenido espacio suficiente para crecer y se han quedado medio chiquititas pero, por lo demás, estoy encantado con mis "doubs". Es una zanahoria muy dulce, con una piel finita y una carne de la misma consistencia (más o menos) que las zanahorias normales. Además, es una zanahoria que se puede plantar durante todo el año, así que en cuanto prepare las parcelas de las zanahorias volveré a plantar a ver que resultado dan.

Como la temporada 2013 del huerto poco a poco se va terminando, estoy ya limpiando algunas parcelas y preparándolas para el año que viene. En una de las parcelas que el año pasado tenía medio "arrumbiás" (había algunos ajos, pero todo muy mal averiguado) el año que viene voy a sembrar las patatas, que tan buen resultado me han dado este año. Así que le he pegado una buena limpieza de malas hierbas y he sembrado un abono verde, en concreto una mezcla de facelia y veza. En donde este año estaban las patatas el año que viene toca plantar leguminosas (habas, judías verdes y guisantes), pero parece que en estas parcelas es mejor no plantar abono verde, porque le aportarían más nitrógeno del que les conviene a estas plantas. Así que voy a dejar la parcela tal cual y a lo mejor en unos meses le pongo un poco de compost y abono de caballo (o de lo que pille).


Por último, hoy os quería comentar un "truquillo" para hacer la pizza que os dará muy buen resultado. Si podéis, en vez de utilizar las bases de pizza que venden en el supermercado (que para mi gusto son bastante malas), utilizad un pan marroquí conocido como "pan batbout". Es este que veis en la foto.
Es un pan blandito, muy blanco y esponjoso y de muy buen sabor. Por lo poco que yo sé, los marroquís lo utilizan mucho para comer el tajín y otros platos que se comen con la mano. En vez de meter la manaza en el tajín, agarras la comida con un pedacito de pan batbout. Si no tenéis tiendas árabes cerca de casa, "pas de problème", aquí os dejo una receta para que lo hagáis vosotros mismos. Marcela lo que hace es partirlo por la mitad, ponerle un buen chorreón de aceite de oliva (que ella extiende con las manos por toda la superficie del pan), ponerle una base de tomate y ajo pasado por la batidora, y luego lo que queráis; en casa tomamos mucho con cebolla y queso o de queso, tomate y albahaca. Probadlo y ya veréis que merece la pena. Os dejo unas fotillos para que se os haga la boca agua.


Abrazotes



5 sept. 2013

El final del verano llegó...

Queridos amigos y amigas,

Ha llegado ya el mes de septiembre pero sigue el buen tiempo en Bruselas. Este año no podemos quejarnos, ya que tanto julio como agosto fueron bastante calurosos y poco lluviosos y septiembre ha empezado también con muy buen tiempo; ayer tuvimos 27° de máxima y hoy casi 30°. En días de calor como estos le sacamos a Miguel la bañera al jardín y ahí se la pasa bañándose toda la tarde. Aquí en Bruselas casi no hay piscinas al aire libre y a mi las piscinas cubiertas me gustan muy poco, así que desde pequeñito lo hemos acostumbrado a bañarse en el jardín, primero en un cubo y ahora en su bañerita. Ahí lo tenéis hace un año y piquito refrescándose en el cubo.

El calor, por una parte, le ha hecho muy bien al huerto, pero claro, durante las tres semanas que estuvimos de vacaciones en julio las pobres plantas sufrieron bastante, sobre todo las zanahorias. Los tomates y las patatas no parecían muy afectados, y de hecho la cosecha de patatas al final ha sido bastante buena: yo creo que, de media, he sacado medio kilo de patatas por mata, lo cual no sé si es mucho o poco, porque es la primera vez que siembro patatas, pero yo estoy encantado. En cuanto a los tomates, la cosecha está siendo buena, y si el buen tiempo dura aún un par de semanas les dará tiempo a madurar a los muchos tomates que aún quedan en las matas. Ahí tenéis unas fotillos. (Comparado con el López y sus trece variedades de tomates lo mío es una chapuza total, pero es que el López es mucho López).

                                                         Tomates "ciruela negra"
                                                           Mata de "ciruela negra"
                                                           Tomates "Triunfo de Lieja"
                                           Tomates cherry de plantas enanas
                                                              Plantas de zanahorias

La que está "que se sale" es la planta de calabacín. Como podéis ver en la foto, está gigantesca y llena todavía de flores, a pesar de que lleva dando calabacines desde hace más de un mes. Sin embargo, es una variedad bastante insulsa, así que a pesar del buen resultado creo que el año que viene plantaré otra variedad. Es lo que pasa por comprar la plantita en vez de sembrar las semillas, que no sabes exactamente lo que compras y luego te encuentras con que no es lo que tu querías.
                                                             Planta de calabacines

Calabacines



Pero por lo que más me gustaría que siguiese haciendo calor es por la higuera, que este año con el frío tardó un montón en empezar a echar hojas y frutos pero que ahora está "cuajadita" de higos. Aparte de que los higos me vuelven loco, la higuera es un árbol que me trae muy buenos recuerdos de mi infancia, de los veranos en la casa de campo que mis padres tenían cerca de Córdoba y de las tardes subidos en las higueras hartándonos de brevas e higos. A veces voy por la calle (incluso aquí en Bruselas!!!) y en alguna calle me viene el olor de una higuera y casi que me alegra el día. Ahí tenéis unas fotos de mi querida higuera de mi jardín.


 
Quería contaros también que este domingo empiezo mi curso de apicultura. Las primeras clases son todas teóricas, pero no tienen mala pinta: iniciación a la apicultura; los primeros pasos: material e implantación de una colmena; las plantas meliferas de Bélgica, el calendario apícola, etc. Como ya os comenté en otra entrada, el curso dura dos años, con un total de unas 125 horas, y al final te dan el título oficial de apicultor (que, la verdad, no sé muy bien para qué sirve). Como los belgas son un poco "raritos", no espero que el ambiente en la clase sea muy bueno, ya que a esta gente le cuesta un poquito relacionarse y casi todos tienen sus "manías" (por decirlo de alguna manera), pero ya uno está acostumbrado a esas cosas y simplemente lo que espero es que los profes estén bien, porque si no, tres horas de clase seguidas se van a hacer bastante pesaditas. En fin, ya os iré contando.

Y para terminar os quería hablar de otra cosa que estoy experimentando y que me está dando bastante buen resultado (aunque no tiene nada que ver con el huerto). Resulta que yo tengo psoriasis desde hace ya muchos años, y nunca había encontrado nada que me hiciera bien, ya que "curar curar", la psoriasis no se cura, pero que al menos me aliviase un poco. Hace muchos años estuve un tiempo poniéndome una crema, pero luego me enteré de que tenía cortisona y dejé de ponérmela. Desde siempre, lo único que me hacía bien era el sol y el agua del mar, pero claro, como os podéis imaginar, aquí en Bruselas, ni una cosa ni otra. Pues bien, desde hace unos meses Marcela ha empezado a interesarse por los aceites esenciales, ya que leyó un libro sobre los engaños de las medicinas y las empresas farmaceúticas y una de las cosas que decía era que en las cremas, pomadas, etc. lo que de verdad hacia bien era los aceites esenciales que contenían, que todo lo demás era, en el mejor de los casos, un "engañapichangas" (palabra argentina que me encanta) y, en el peor, derivados del petróleo que a corto plazo aliviaban la irritación pero que a medio y largo plazo eran malísimos para la salud. Así que investigando un poco Marcela descubrió un libro que le dio bastante buena impresión y del que sacó una receta de aceites esenciales que vienen bien para la psoriasis. La receta es la siguiente: Mezclar:

- 1 gota de aceite esencial de romero verbenona
- 1 gota de aceite esencial de helichrysum italicum
- 1 gota de aceite esencial de palmarrosa
- 1 gota de aceite esencial de geranio rosat
- 10 gotas de aceite vegetal de hipérico, (hipericón, corazoncillo o hierba de San Juan)
- 10 gotas de aceite vegetal de borraja
- 10 gotas de aceite vegetal de rosa mosqueta

Esta solución hay que aplicársela 3 o 4 veces al día. De todas formas, en otros libros u otros sitios de internet encontraréis otras recetas más o menos parecidas a estas. Mi consejo sería que os informaseis bien con un dermatólogo, o con alguien que entienda de aceites esenciales o con un libro que os inspire confianza, pero sobre todo que abandonéis las cremas y pomadas "clásicas" que son, en la mayoría de los casos, super caras y malas para la salud a largo plazo y que lo intentéis con los aceites esenciales, que seguro que os da buen resultado. Además, este tipo de aceites son muy buenos para otro tipo de afecciones, como por ejemplo los herpes, los resfriados, y un montón más de cosas. Ya me contaréis como os va.

Abrazotes






9 ago. 2013

Vamos a organizarnos!!!!

Queridos amigos y amigas,

Después de la cagada con los calabacines y los potimarrón que os contaba en mi anterior entrada, para la próxima temporada he decidido tomarme las cosas un poco más en serio y por eso he empezado a planificar ya el huerto con todo el rigor del que soy capaz (que no es mucho, la verdad). Basándome en el principio de la rotación de cultivos, estoy planeando qué voy a plantar en cada una de las parcelas en las que tengo dividido el huerto.

La rotación de cultivos es una técnica muy conocida (que normalmente no se emplea en la agricultura industrial) pero que para los huertos pequeños es completamente recomendable por las muchas ventajas que supone. Buscando en internet encontraréis un montón de propuestas diferentes para organizar esta rotación, en función de los diferentes tipos o categorías de plantas existentes. En este sitio web encontraréis buena información sobre las ventajas de la rotación de cultivos, los diferentes tipos de plantas y las características de cada uno de ellos, la organización de la rotación, etc. De forma resumida, las ventajas que se señalan en el artículo al que os remite el enlace son las siguientes: 

Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo.
-           Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica. Tanto en lo que se refiere a un enriquecimiento real de algunos elementos (como por ejemplo la fijación del Nitrógeno atmosférico en las leguminosas o el aporte de sales minerales en la descomposición de otras). La rotación permite un aprovechamiento racional de los recursos de un suelo y su reposición gradual, que si se acompaña de una aportación de abonado permite que ese suelo no pierda su fertilidad.
-          Acción biológica favorable que se observa en la variación de las microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
-          Reducción de daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior. En este sentido las plagas no se perpetúan porque hacemos con la rotación que las plantas huésped cada rotación vayan cambiando lo que permite la extinción de la plaga concreta. No obstante el control entre eras debe ser estricto porque las plagas pueden desplazarse.
- See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpuf
Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo - See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpu
- Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz  y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo. 
-Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica.
- Acción biológica favorable que se observa en la variación de la microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
- Reducción de los daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior.
  
Como os decía más arriba, las propuestas para la organización de las rotaciones son múltiples y variadas, aunque muchas de ellas presentan características muy similares. Algunas os proponen periodos de rotación de dos años, otras de tres, otras de cuatro; los grupos de plantas varían ligeramente de unos a otros, aunque son diferencias de matiz más que de fondo.Yo he elegido un sistema basado en un ciclo de cuatro años del que hablaron en una de las charlas sobre agricultura biológica a las que he asistido este año y que imagino que no es ni mejor ni peor que otras que podáis encontrar en libros o sitios web.

La rotación se basa en cuatro tipos de cultivos: las patatas (que mejoran la estructura del suelo y limita el crecimiento de malas hierbas), las leguminosas (judías, guisantes y habas, que fijan el nitrógeno en el suelo), las verduras "frutos" (tomates, pimientos calabacines, etc) y "hojas" (lechuga, espinaca, acelga, etc.) y las raíces o bulbos (zanahorias, ajos, nabos, cebollas, etc). En la parcela donde se siembran las patatas, al año siguiente se siembran leguminosas, al siguiente frutos y hojas, al siguiente raíces y bulbos y el quinto de nuevo patatas. En la parcela donde un año se han sembrado las leguminosas, al año siguiente se siembra hojas y frutos (que demandan nitrógeno para su crecimiento, al siguiente raíces y bulbos, al siguiente patatas y el quinto de nuevo leguminosas. En la parcela donde un año se han sembrado raíces y bulbos, al siguiente se plantan patatas, el tercero leguminosas, el cuarto hojas y frutos y el quinto de nuevo raíces y bulbos. Por último, en la cuarta parcela, el primer año se siembran hojas y frutos, el segundo raíces y bulbos, el tercero patatas, el cuarto leguminosas y el quinto vuelta a empezar con las hojas y frutos. 

Supongo que este sistema no es mejor ni peor que otros. Lo que me está costando más trabajo a la hora de planificar el huerto es encontrar, en cada caso, la planta que se adapta a cada parcela en función de la luz, el calor y la humedad de cada una de ellas. Quiero decir que, por ejemplo, en la parcela donde he sembrado las patatas este año no da mucho sol directo, así que para el año que viene tendré que encontrar las plantas (o las variedades) dentro de las leguminosas que mejor se adapten a las características de la parcela. Por eso he querido empezar a planificar con tiempo, para no acabar plantando cualquier cosa y que luego sea un fracaso. Ya os contaré qué he decidido sembrar para el año que viene cuando tenga un poco más estudiada la cuestión.

Antes de terminar os quería dejar una receta de una ensalada de patata que hice el otro día y que, aunque está mal que yo lo diga, me salió buenísima. Es muy fácil de hacer y según me dijo Marcela, que vivió unos años allí, en Alemania se hace mucho, con ligeras variaciones en la receta. Las cantidades son las siguientes (para seis personas):

- 1 kg de patatas
- Seis huevos
- una cebolla
 Para hacer la salsa, los ingredientes son los siguientes:
- 1 cucharada de café bien colmada de mayonesa
- 1 cucharada de café bien colmada de mostaza
- sal
- 5 cucharadas soperas de vinagre (si puede ser de vino blanco, pero si no, el normal sirve igual)
- 10 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 1 manojo de "ciboulette" 
- 1 pastilla de avecrem de pollo diluida en 100 mililitros de agua caliente

La cosa no tiene mucha historia: hervís las patatas, las dejáis enfriar, las peláis y las partís como os guste más (en cuadraditos o en rodajas no muy gordas) y las ponéis en una bandeja. Hervís también los huevos y los echáis encima de las patatas, al igual que la cebolla (cruda y partida en rodajas muy finitas) Con los ingredientes que os indicaba más arriba hacéis una salsa y se la echáis a la ensalada. Lo metéis en la nevera por lo menos una hora para que se enfríe todo. Sólo una cosa respecto a la salsa. Como veis, he puesto "ciboulette" porque no sé como se conoce en español a esta planta aromática; en el diccionario ponen cebolletas, pero como podéis ver en estas fotos, la ciboulette no tiene nada que ver con lo que en España llamamos cebolleta. A ver si viendo la foto alguno sabéis decirme como se le llama a esta planta en España.
                                                                        Ciboulette
                                                     Cebolleta
Así me quedó a mi la que hice el otro día




Abrazotes                                                                
Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo.
-           Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica. Tanto en lo que se refiere a un enriquecimiento real de algunos elementos (como por ejemplo la fijación del Nitrógeno atmosférico en las leguminosas o el aporte de sales minerales en la descomposición de otras). La rotación permite un aprovechamiento racional de los recursos de un suelo y su reposición gradual, que si se acompaña de una aportación de abonado permite que ese suelo no pierda su fertilidad.
-          Acción biológica favorable que se observa en la variación de las microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
-          Reducción de daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior. En este sentido las plagas no se perpetúan porque hacemos con la rotación que las plantas huésped cada rotación vayan cambiando lo que permite la extinción de la plaga concreta. No obstante el control entre eras debe ser estricto porque las plagas pueden desplazarse.
- See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpuf
Acción benéfica en la estructura física del suelo, ya que plantamos especies que tienen diferentes tipos de raíz (fasciculadas como las lechugas o con raíz principal como los nabos) y estas a su vez tienen crecimientos diferenciados y a distintas profundidades de desarrollo.
-           Influencia positiva en la estructura química del suelo, y de su complejidad orgánica. Tanto en lo que se refiere a un enriquecimiento real de algunos elementos (como por ejemplo la fijación del Nitrógeno atmosférico en las leguminosas o el aporte de sales minerales en la descomposición de otras). La rotación permite un aprovechamiento racional de los recursos de un suelo y su reposición gradual, que si se acompaña de una aportación de abonado permite que ese suelo no pierda su fertilidad.
-          Acción biológica favorable que se observa en la variación de las microflora y la microfauna del suelo y en la limitación de la proliferación de algunas plantas invasoras con un aumento de su capacidad de control y erradicación.
-          Reducción de daños causados por parásitos y agentes patógenos específicos del cultivo anterior. En este sentido las plagas no se perpetúan porque hacemos con la rotación que las plantas huésped cada rotación vayan cambiando lo que permite la extinción de la plaga concreta. No obstante el control entre eras debe ser estricto porque las plagas pueden desplazarse.
- See more at: http://www.ecoterrazas.com/blog/huerto-ecologico-rotacion-de-cultivos/#sthash.ZUfKbm9c.dpuf